La cooperativa fue fundada hace más de 50 años y cuenta en la actualidad con 537 socios. Su principal sección es la bodega, a la que los socios aportan de 12 a 14 millones de uva, procedentes de Fuentealbilla, Jorquera, La Recueja, Villamalea y Abengibre.

En el año 2002, la asamblea general de la entidad acordó el traslado de la bodega a la periferia de la localidad, así como la modernización de sus instalaciones, adaptándolas a las nuevas tecnologías.

Se han construido dos nuevas naves para los equipos necesarios de la bodega: doce depósitos verticales, con capacidad para 100.000 litros; 21 depósitos de acero inoxidable, de 200.000 litros cada uno; una prensa de 320 hectolitros; dos depósitos de 600.000 litros cada uno; 100 barricas de roble; una báscula y una planta de embotellado, así como oficinas y otros elementos para la gestión de la bodega.

En la inauguración de la nueva bodega, el presidente de la Cooperativa, Francisco García Pardo, agradeció el apoyo a todos los socios y a la junta rectora «para llevar a cabo un proyecto tan importante para el municipio de Fuentealbilla». Entregó a los socios fundadores unas placas en agradecimiento a su implicación.

El delegado de Agricultura puso a la Cooperativa San Antonio Abad de Fuentealbilla como ejemplo de la transformación que ha experimentado el sector vitivinícola en la región y en la provincia de Albacete.