La definición de maridaje dentro del mundo del vino y la gastronomía, se corresponde, como su nombre indica, con el proceso de casar un alimento con un tipo de vino determinado. ¿Con qué objetivo? Dar lugar a sabores incomparables para disfrutar comiendo. Ciertos sabores y texturas, pueden llegar a provocar combinaciones fantásticas al mezclarse con vinos.

El maridaje es un tema muy recurrente entre los profesionales y los apasionados por el vino. Se han escrito gran variedad de

La definición de maridaje dentro del mundo del vino y la gastronomía, se corresponde, como su nombre indica, con el proceso de casar un alimento con un tipo de vino determinado. ¿Con qué objetivo? Dar lugar a sabores incomparables para disfrutar comiendo. Ciertos sabores y texturas, pueden llegar a provocar combinaciones fantásticas al mezclarse con vinos.

El maridaje es un tema muy recurrente entre los profesionales y los apasionados por el vino. Se han escrito gran variedad de recomendaciones, y ha llegado a convertirse en toda una ciencia gastronómica.

Nociones básicas sobre maridaje

En primer lugar, para comprender a la perfección el concepto de maridaje, debemos aclarar algunas dudas que surgen en la primera toma de contacto.

¿Sirve cualquier comida para practicar el maridaje?

Si. No existe un único plato predilecto para el maridaje, al contrario, puede darse con todo tipo de comidas. Hay quién dice que la perfecta combinación que puede haber entre un plato y su vino, diferencia las recetas más corrientes de las auténticas obras de arte culinario. Puede que este sea el secreto para convertirnos en todo unos masterchefs. 

maridaje

Primeros consejos para maridar

El arte del maridaje no sólo se consigue acertando con la combinación del plato y el vino, sino que se trata de todo un ritual en el que no debemos saltarnos ningún paso.

El servicio

Se trata del mágico momento del descorche. Recordemos que para descorchar un vino, debemos sostener la botella siempre en posición vertical apoyándola sobre una superficie plana. De este modo, se descorchará con suavidad y sin sacudidas.

El decantado

Mediante la decantación es posible eliminar esos posos o restos de corcho que han podido caerse durante el descorchado.  También es una buena forma para dar una mayor oxigenación al vino y hacer aflorar sus aromas.

La temperatura

No debemos olvidarnos de la temperatura, que variará según el tipo de vino que hayamos elegido para acompañar nuestros platos. Debemos conocer la temperatura óptima en la que servir cada vino para conseguir un maridaje perfecto.

Un maridaje perfecto

El efecto que debe provocar nuestro maridaje al probar la comida, es el de armonizar su sabor con el recuerdo del vino. De forma que suavemente vaya dejando en nuestra boca el sabor de la comida, perfeccionado por las delicadas notas del vino. Es así como conseguiremos un maridaje perfecto.

Si como nosotros, eres todo un amante de la comida y el buen vino, anímate a practicar el maridaje y no dudes en contarnos tu experiencia. ¡A maridar!